PANAMÁ CON PALESTINA Y EL PUEBLO ÁRABE
 
PANAMÁ CON PALESTINA Y EL PUEBLO ÁRABE
PANAMÁ CON PALESTINA Y LOS PUEBLOS ÁRABES  
  BREVE HISTORIA DE PALESTINA
  ARTÍCULOS SOBRE PALESTINA
  ENTREVISTAS
  ARTÍCULOS SOBRE IRAK
  APADRINA FAMILIAS PALESTINAS
  ARTE Y CULTURA PALESTINA
  RESOLUCIONES DE LA ONU SOBRE EL CONFLICTO ÁRABE-ISRAELÍ
  NOTICIAS
  OPINIÓN
  DECLARACIONES
  GALERÍA DE FOTOS
  ENLACES
ARTE Y CULTURA PALESTINA

Ver imagen en tamaño completo







        Mahmud Darwish

El rol del poeta palestino en la lucha por la independencia de las ocupaciones coloniales 
por Nelly Marzouka

INTRODUCCIÓN

La poesía es un producto estético e ideológico de una sociedad concreta y expresa sus ideales, sus valores y su moral. En la sociedad capitalista, por ejemplo, la industria cinematográfica, editorial, pictórica, musical, teatral, de producción de series de TV, de videos, del espectáculo en general no sólo es un instrumento de difusión masiva de los pseudo valores imperialistas (por poner varios ejemplos de esos pseudo-valores: la superioridad occidental frente al "Tercer mundo bárbaro" y como "bastión de libertad frente al totalitarismo comunista", la superioridad de la llamada "economía de libre mercado", el rol "indispensable" que la burguesía cumple en la sociedad, el rol "humanitario" de las misiones militares, etc.) y del poder hegemónico.

El compositor griego Theodorakis escribía en 1984 que "la burguesía gobernante se empeña constantemente en bajar el nivel cultural de las masas y degradar los valores estéticos y artísticos, el propio arte y a quienes lo crean. En cambio, apoya y divulga obras y conceptos estéticos que sirven a la ideología dominante" . Además es una máquina de hacer grandes negocios. Theodorakis estima que es frecuente que bajo el capitalismo "el artista tenga una percepción falsa de la realidad y busque un ascenso rápido, procurando ganarse un lugar en el mercado del arte a fin de vender lo más caro posible sus obras, que el capitalismo trata como una mercancía".

Pero en muchas ocasiones a lo largo de la Historia y particularmente en el siglo XX, artistas solos o en comunidad, se han planteado superar su individualismo y narcisismo y poner su Arte al servicio de la oposición al poder establecido, al servicio de las clases sociales explotadas y pueblos oprimidos. De esta forma, los artistas e intelectuales juegan un papel importante en la preparación del terreno ideológico. En la difusión de los valores que deben sustituir a las ideologías defensoras de un orden injusto, de una clase explotadora, y de ocupaciones colonizadoras. En este sentido, el rol de los poetas palestinos en la lucha de liberación nacional y resistencia hacia la colonización sionista-israelí continúa siendo fundamental.

EL CASO DE LA COLONIZACIÓN EN PALESTINA

1.- DURANTE LA COLONIZACIÓN BRITÁNICA

Los árabes de Palestina, tomaron parte en 1904, cuando Najib Azuri del Quds (Jerusalén) lanzó una campaña desde París para la independencia árabe, a través de su Ligue de la patrie arabe.

Con llamados a los árabes de Siria e Irak para que derrocaran a sus opresores otomanos. La rebelión árabe de 1915 contó con palestinos entre sus rangos, y las memorias de Arif al-Arif .

Expresan vívidamente los sentimientos de un nacionalista al narrar la huída del autor de un campo de prisioneros de Siberia, junto con otros veinte árabes cautivos, al ser reclutados por el ejército otomano y capturados en el frente ruso en la primera guerra mundial, en un intento de unirse a la rebelión (1).

La ocupación de Palestina después de la primera guerra mundial, planteó una situación singular a los nacionalistas árabes del país. Frente al desafío del movimiento sionista y sus ambiciones de convertir a Palestina en un Estado judío, los escritos nacionalistas dentro de Palestina desarrollaron una orientación específicamente palestina. Durante el mandato surgió un cuerpo de literatura árabe palestina (creativa, política e histórica) mejor definida como nacionalista cultural.

Integraba temas nacionales con la literatura de manera tal de imprimir una conciencia nacional en los importantes sectores educados de la población.

Los acontecimientos de las décadas de 1930 y 1940 revelaron también el predominio del nacionalismo en la mayoría de los alumnos de las escuelas del gobierno. Participando en las huelgas que tuvieron lugar en 1929, 1933, y 1936, y en el movimiento de desobediencia civil que organizó el Alto Comité Arabe como respuesta a la insistencia británica en oponerse a las demandas nacionales árabes, obligando a las autoridades a cerrar por seis meses las escuelas de toda Palestina.

La importancia atribuída a la enseñanza de la cultura árabe era mas marcada en las escuelas árabes privadas, estas proporcionaron al país seis importantes colegios secundarios, todos los cuales daban once años de instrucción, tal como el Colegio Nacional de Najah (triunfo) de Nablus creado en 1920 y el colegio Nahdah de Jerusalén.

Las escuelas extranjeras, por otra parte, desempeñaron un rol inferior en la difusión de la conciencia nacional. En su mayoría estaban dirigidos por cuerpos misioneros y el idioma de la instrucción era inglés, francés u, ocasionalmente alemán.

Luego de graduarse en la Escuela o Colegio, un palestino podía ser miembro de alguno de los casi treinta clubes dispersos en las distintas ciudades y pueblos grandes. Esos clubes seguían el modelo de las sociedades literarias que habían aparecido en los principales centros del mundo árabe en el siglo XIX. Los primeros se inauguraron a comienzos de la década de 1920, cuando se abrieron tres en Jerusalén, dos en Nablus y uno en Hebrón. Durante la década de 1930 se abrieron dos más en Haifa, uno en Acre y otro en Jaffa. Para fines del Mandato de la Colonización Británica en Palestina (actual Estado Artificial Teocrático Sionista), cada ciudad árabe palestina con una población de diez mil o más habitantes, tenía uno o dos de tales clubes. El total de miembros en cada uno variaba entre 3.000, como en el caso del Club Arabe de Nablus, que era auspiciado por el Partido Arabe Palestino durante la década de 1930, y alrededor de 100, como en el caso del Club Literario Arabe de Beersheba (2).

.- LA LITERATURA PALESTINA

Los Clubes Literarios forjaron una madurez literaria en los escritores palestinos de esa época, dando a Palestina, un número de escritores creativos desde variados puntos de vista e intereses. Al mismo tiempo, el desarrollo económico del país y el incremento de las escuelas y los clubes literarios proporcionaron un considerable público para la obra de estos escritores, reflejando la creciente preocupación de los palestinos por el futuro de su país.

Los cuentos de los escritores palestinos reflejaban el trasfondo en el que los autores estaban vivenciando. Unos pocos de ellos describían las condiciones sociales de la sociedad árabe palestina, tales como los vínculos familiares, aspectos de la urbanización, etc. Pero la mayoría de las historias reflejaban el impacto de la colonización extranjera, y de la inmigración sionista.

Una de las colecciones más conocidas que aparecieron en Palestina durante el mandato, fue al Akhawat al-Hazinat (las hermanas afligidas), de Najati Sidqi (3) quien retrataba, la transformación de los suburbios de Jaffa de un lugar tranquilo y romántico, de puros entornos árabes, en una ciudad habitada por extranjeros, los cuales habían introducido hábitos y modos de vida extraños. Mientras Sidqi se ocupaba de problemas sociales y políticos, Abd-al-Hamid Yasin se centraba en las fortunas de la elite educada y su esfuerzo por adaptarse a las nuevas circunstancias en una colección, titulada Aqasis (Relatos)(4). En "La fiesta del filósofo ", describía los sentimientos de un intelectual que intentaba reemplazar, por una forma nueva, el modo tradicional de celebrar una fiesta, una manera de contemplación y pensamiento constructivo. En otro relato, "El rostro de Voltaire", Yassin describía la vida como una serie de miserias interrumpidas por vislumbres de felicidad .

Representativas de las novelas producidas por los escritores árabes palestinos fueron al-Malak wa al-Simsar (El ángel y el vendedor de inmuebles) de Mohammed Izzat Darwazah (5) y Mudhakkirat Dajaja (El Diario de una gallina) (6) de Isaac Musa al-Husseini, un educador del QUDS, (Jerusalén) Ambas obras eran de corte didáctico y reflejaban las aprehensiones hacia la colonización sionista-israelí.

Fatah min Falastin, de Abd al-Halim Abbas (7) describe las penurias vivenciadas por una familia árabe-palestina refugiada después de su huída de Palestina, debido a las expulsiones masivas, que provocaban las sistemáticas y planificadas masacres del pueblo palestino, luego de cada aldea invadida por el ejército de ocupación sionista- israelí durante 1948.

.- LA POESIA PALESTINA

Durante la colonización británica en Palestina, existía un cuerpo de poesía árabe clásica, Ibrahim Tuqan y Burhan al-Din al.Abbushi, fueron representativos de los muchos poetas palestinos que expresaron sentimientos nacionalistas durante la colonización británica en Palestina. Debido a la ardiente influencia sobre la opinión pública, existió una orden de arresto por parte de las autoridades británicas sobre Tuqan, éste se refugió en Irak, durante tres años, y retornó a Palestina poco antes del estallido de la segunda guerra mundial. Falleció ese mismo año, tras una breve enfermedad a la temprana edad de 40 años. Su poesía era famosa en todo el mundo árabe mediante biografías, antologías y frecuentes reediciones en la prensa árabe fuera de Palestina.

Un ejemplo de la poesía nacionalista de Tuqan es al-Thalatha al Hamra (Martes rojo) que escribió en memoria de los tres árabes palestinos pertenecientes a la ciudad palestina de Hebrón, ejecutados por las autoridades británicas por su participación en las manifestaciones palestinas.

El poema señala:

"Esos héroes no son criminales aunque aquellos que los condenaron así lo crean. Han sido crucificados como lo fué Jesús, para pagar con su sangre el precio de vuestra redención. Irán directamente al cielo y recogerán la recompensa que Dios ha prometido a los mártires. ¿No deberías vosotros seguir el camino de ellos y recoger la bendición de Dios?"

Burhan al-Din al-Abbushi de Jenin, recrea la poesía nacionalista en su obra de teatro Watan al-Shadid (La patria del mártir) (8).

.- EVOLUCION DE LA LITERATURA POPULAR PALESTINA

La reacción de los palestinos frente al sionismo y al mandato británico, se expresaba además en una corriente de publicaciones políticas, abarcando desde escritos hasta los artículos y ensayos en que los escritores palestinos intentaban dar a conocer a sus compatriotas la historia del problema y explicar a los otros árabes (no palestinos) las implicaciones del movimiento sionista.

Los escritores palestinos se interesaban en el movimiento nacional árabe, pero lo vinculaban con el sionismo y el imperialismo. Así mientras otros países árabes luchaban por la independencia nacional, los palestinos se veían a sí mismos luchando por su existencia nacional.

Najib Nassar, un periodista de la ciudad palestina de Haifa, ya en 1911 advertía acerca del peligro del sionismo para el futuro de Palestina, cuando predijo que si el país se abría a la libre inmigración judía-sionista, su población árabe-palestina, rápidamente se convertiría en una minoría y Palestina dejaría de ser árabe (9).

Bulos Abbud, abogado de la ciudad palestina de Jaffa, también predijo un futuro negro para los árabes-palestinos de Tierra Santa, si la administración británica implementaba y colocaba en práctica las estipulaciones de la Declaración Balfour. Siendo el mismo de procedencia religiosa cristiana, recordaba la libertad de la habían gozado los palestinos cristianos entre los palestinos musulmanes, la ausencia de conflictos religiosos en las décadas precedentes, así mismo el sentimiento de mutua solidaridad y confianza entre los árabes palestinos cristianos y musulmanes. Abbud, advertía que el establecimiento de un " hogar nacional judío " en el país, no solo socavaría el carácter nacional de Tierra Santa, sino que sin duda además, interrumpiría la paz que había reinado en la Ciudad Santa, porque su población árabe, obviamente, se opondría a un desquiciado plan que los convertiría en una minoría en su propia patria (10)

Mohammed Izzat Darwazah, pronosticaba que el futuro de Palestina y su pérdida constituía un grave golpe para el movimiento nacionalista árabe (11).

Mohammed Yunis al-Husseini, advirtió al mundo que el gobierno británico estaba cediendo un país sobre el que Inglaterra no poseía ningún derecho legal, y estaba disponiendo de una " patria" que pertenecía a otra nación (12)

Sidqi al-Dajani, destacaba las penurias corrientes así como los reclamos legales, y la situación en Palestina durante la década de 1920 (13)

Amin Aql, Ibrahim Najm y Umar al-Nasr, tres palestinos de la ciudad palestina de Jaffa, fueron los autores de una obra popular, producida en el campo literario, cuyo origen se debe a la rebelión palestina contra los británicos, durante 1936 a 1939, a causa de la ilimitada inmigración judía-sionista promovida por la colonización británica de ese entonces.

2.- LA POESIA PALESTINA DURANTE LA COLONIZACIÓN SIONISTA-ISRAELI

La censura, falta de libertad de pensamiento y de expresión de éste a través del lenguaje verbal, y escrito, constituyen las características del contexto histórico, así como socio-político-económico, en las cuales se desenvuelve la poesía palestina, bajo el proceso colonial sionista-israelí que reemplazó al colonialismo británico. El cargo de atentar contra " la seguridad del Estado " persiste como una amenaza latente contra los escritores palestinos.

La poesía, es el género más popular y dominante en la literatura palestina. Es considerada como una expresión y vehículo de solidaridad y conciencia nacional.

Los "poetas de la resistencia", como Salem Jubran, Tawfiq Zayyad, Mahmoud Darwish, Samih al-Qassem, Khalil Touma, Samira al Khatib, Ahmed Abed Ahmad, Nizar Qabbani, Ya'qoub Hiyazi, Mahmoud Awad Abbas, As'ad al-As'ad, Walid al-Halleess, Abdul-Latif Aqel, Leila Alloush, y otros más, son portavoces de la nación palestina, y su poesía es la del compromiso.

Dentro de los símbolos que componen la poesia palestina, se encuentra el olivo, que de manera tácita significa la tierra y voluntad de permanencia de un pueblo: Palestina. La relación entre la tierra y los palestinos, se expresa a través de los símbolos tradicionales o representaciones tales como la palmera, el almendro, la higuera, jazmín, lirio, mazorca, huerto, jardín, naranjo, y NuestroSeñorJesucristo, o sea, todo ser que tiene su origen o nacimiento en el milenario suelo palestino.

Salem Jubran, un poeta palestino perteneciente a la Palestina histórica, sustituída bajo el usurpado concepto teológico de "Israel", (Israel, significa pueblo de Dios o Iglesia, los creyentes en el Mesías, en Cristo), ha tenido enorme influencia sobre los poetas de la Ribera Occidental (Territorios Ocupados, por la entidad "Israel").Jubran, logra que la poesía mitigue en su inmortalidad, la destrucción y pérdida de aspectos mortales (14)

Tawfiq Zayyad, en "sobre la corteza de un olivo", graba la Historia, registra todas aquellas vivencias de opresión nacional, en la corteza de un olivo de su patria (15).

En este aspecto radica la energía de la poesía palestina, se impulsa en la necesidad de los poetas de registrar e inmortalizar el caso de la colonización extranjera sobre Palestina, y al mismo tiempo describir la negativa de este pueblo, a ser derrotado y sometido, en aras de su extraordinaria capacidad de resiliencia. Sin titubeos, podemos afirmar, que es una capacidad de resiliencia única y exclusiva en la Historia de la Humanidad.

Samih al- Qassem, proyecta el sentimiento de pérdida de la Tierra Palestina, usando reflejos e imágenes simples, pero elocuentes extraídos de la vida cotidiana (16)

Walid al-Halless en "Khanyounes me ha visitado esta noche", (17) versa sobre la fusión de un intenso amor y deseo personal con la intensidad y atadura a la tierra que también es dolorosa. Ambos amores, son conservados inseparables. Esto refleja el deseo intenso de un palestino(a), causa de su naturaleza palestina y porque lo personal, lo nacional y lo universal se funden en una sola e imperiosa necesidad.

Khanyounes y Gaza son las mujeres que él ama y desea, pero cuya presencia en las condiciones de ocupación (aunque no de derrota), resulta doloroso e insostenible. Gaza, es mujer incapaz de ofrecer satisfacción al poeta, ya que ella misma es portadora de las necesidades de consuelo y descanso.

Abdul-Latif Aquel en "Poemas sobre un amor que no conoce la piedad", persiste la fusión de lo estético con lo didáctico, en donde la tierra es la mujer a quién se desposa, a la vez que los olivos y los lirios florecen y los dispersos palestinos regresan como caballeros.(18). Aquel, en Los niños persiguen a la langosta (1976), y en la frase "a los escolares, con el sol en sus bolsas", expresa los intentos de los niños y jóvenes estudiantes palestinos, que a través de las manifestaciones y levantamientos heroicos, desean conducir a la paz y justicia anhelada, ya que con cada levantamiento palestino, la ocupación sionista-israelí, se veía forzada a sentarse en una "mesa de diálogo", debido al deseo imperioso de paz que lleva cada cada piedra y neumático ardiente, enfrentada a la violencia de la colonización extranjera israelí por medio de helicópteros apache, tanques y ametralladoras norteamericanas, que sustentan al Estado Colonial mencionado como "Israel".

Símbología e imágenes tradicionales (como almendros, Cristo) se mezclan con el nuevo (langosta), como reflejos icónicos que apuntan a los sentimientos que subyacen en los "enfrentamientos" entre niños y jóvenes en edad escolar y los soldados israelíes fuertemente armados. El poema versa desde Cristo, que nació en Belén-Palestina, Balfour, que promete Palestina a extraños, hasta alcanzar al poeta, que es un maestro que se sitúa en este dilema, en esta contradicción e incongruencia, el de tener que enseñar acerca de Balfour y de Cristo, cuando la cruda realidad de la ocupación militar israelí, con sus tanques y helicópteros apache, cuya violenta presencia desde hace más de 55 años, además de constituír el mayor acto de TERRORISMO DE LA HUMANIDAD, se encuentran fuera de contexto dentro de la milenaria cultura del pueblo palestino y de su PATRIA PALESTINA y constituyen un contrasentido a cualquier tipo de instrucción, educación, formación teórica y culta imperante desde siempre en el suelo de PALESTINA y en el imborrable pueblo palestino.

Leila Alloush, en "Una nueva Mona Lisa", realiza un paralelo entre la Mona Lisa Y Palestina, así la sonrisa melancólica y a la vez misteriosa, es el reflejo de la capacidad de resiliencia, así como habilidad y fuerza de los palestinos para enfrentar y sobreponerse a las continuas colonizaciones de su patria Palestina (19). En " Regreso a Jerusalén", (20) describe una relación de amor-odio, que la conduce a Jerusalén. También en "El sendero del afecto", (21) existe una dualidad , ya que en el camino hacia la ciudad palestina de Haifa, describe las extranjerizantes transformaciones que se han producidas después de la ocupación extranjera colonial israelí, en 1948. Pero que a pesar de todo esto, la voz de la tierra Palestina siempre nos habla afectuosamente y en el único idioma nativo: el árabe.


FUENTES BIBLIOGRAFICAS

1) ABU-GHAZALEH, Adnan. El Nacionalismo Cultural Arabe en Palestina durante el mandato británico. The Institute for Palestine Studies. Beirut, Líbano. 1973.-
2) ASHRAWI, Hanan Mikhail. La poesía palestina actual en los territorios ocupados.

1982.

CITAS BIBLIOGRAFICAS


(1) Arif Al-Arif. Memorias inéditas de la Elite de Escritores de Palestina. Mayo 1932.

(2) Abu-Ghazaleh, Adnan. Comunicación personal. 1940.

(3) Jerusalén,1928.

(4) Jaffa, 1946.

(5) Nablus, 1934.

(6) El Cairo, 1943.

(7) Amman, 1949.

(8) Jerusalén, 1947.

(9) Al-Sahyuniya (Sionismo), Haifa, 1911.

(10) Al-Ard al- Muqaddasak wa al- sahyuniya (La Tierra santa y el sionismo), Jaffa. 1920.

(11) Filastin wa al-Uruba (Palestina y el arabismo), Jerusalén, 1929.

(12) Tahlil Wa'd Balfour (El análisis de la Declaración Balfour), Jerusalén, 1933.

(13) Hasan Sidqi al-Dajani, Tafsir Zulamat Filastin (La explicación de la Injusticia Palestina), Jerusalén, 1936.

(14) Salem Jubran, Camaradas del sol.

(15) Tawfiq Zayyad, Entierra tu muerte y levántate.

(16) Samih al-Qassem, "Le hablo al mundo" .

(17) Al-Bayader, I marzo, 1976.

(18) Poemas de un amor que no conoce la piedad."Sobre la ciudad y otras cosas".

(19) El Comienzo del Muwwal.

(20) Idem

(21) Idem.

Nota: Debido a que la mayoría de las obras en árabe publicadas en Palestina durante el mandato británico, no señalaban el nombre del editor, las referencias a éstas sólo incluyen fecha y lugar de publicación.


Hay muchas dimensiones en la música palestina. En la decada de los 70 habían dos tipos de bandas en Palestina: las occidentalizadas que usaban instrumentos occidentales y que tocacaban música occidental; y bandas orientales con instrumentos orientales y que tocaban música oriental.

 

                               

La música Palestina
 
por Amineh Ishtay 
Mientras que la música popular y moderna se expandía, la tradicional con tonos folklóricos como –ala dal'ona y zarif at tul siguen siendo parte importante de la vida en Palestina.
Los tonos folklóricos normalmente se tocan en grandes festivales, el bailes folklóricos, o en matrimonios.
Músicos locales, profesores y cantantes han tratado de preservar las melodias tradicionales que eran tocadas antes.

Algunos de los instrumentos tradicionales palestinos es el oud, Al-Shibabeh, Rababeh, Mijwiz, Yargul, nay, busuk y el canun.

Yargul: Este es uno de los instrumentos de viento más populares que aún se utiliza en Palestina. Se confeccionan con cañas (un tipo especial de plantas) que se integran bastante bien.

Rababeh: Este es otro instrumento ampliamente conocido en Palestina. Es un instrumento de cuerdas que se hace con cuero, madera y pelos de cola de caballo. Su forma puede ser cuadrada o rectangular cubierta por los lados con cuero. Tiene una pequeña inclinación con la cual se generan las vibraciones que son similares a las de un violín.

Mijwiz: otro instrumento de viento tradicional, a veces se le llama "Al - Mizmar", Al Mazawij, Al-Matbakh, o Al-Maqrunah. Normalmente se hace con cañas o con huesos de águila.

Al-Shibabeh:Instrumento de viento principalmente hecho de madera. Actualmente se construye también con metal, plástico y vidrio. Tiene un cuello largo y 6 agujeros para generar las vibraciones.

El Oud: es un instrumento antiguo que ha sido refinado y perfeccionado por los árabes en la obra maestra armoniosa que es hoy. El instrumento se ha encontrado en las tallas y las pinturas de piedra de la pared de Egipto antiguo y de Mesopotamia. El Oud más antiguo fue pensado para ser tallado de un pedazo sólido de madera que se asemejó a los instrumentos chinos y japoneses que son descendientes del barbat persa antiguo. En hecho el barbat pudo haber sido el modelo original para los primeros ouds.
La palabra Oud viene del significado árabe "madera" o "palillo flexible de la palabra." La tapa del Oud también se construye de madera en vez de la piel que fue utilizada anteriormente.
Generalmente, hay dos tipos de ouds el Turco y el árabe. El Turco se hace de de madera muy ligero que da un tono brillante mientras que el Oud árabe es algo más grande y más pesado con un tono más profundo. En realidad las diferencias en sonido son mínimas.
El Oud nunca ha perdido su renombre en el Oriente Medio. Más que cualquier otro instrumento, el Oud representa música árabe. Es uno de los instrumentos básicos en una orquesta árabe y se utiliza como acompañamiento para los cantantes populares.
El Canun: es otro instrumento de mucha importancia en Palestina. Fue mencionado por primera vez en la literature árabe en el siglo X. Tiene veintiséis cuerdas que se hacen de nilón o seda. El canun fue introducido a Europa durante la Edad Media. Este instrumento musical es considerado muy complejo.

El canun está hecho de madera, y piel de pez y es un instrumento muy antiguo. Cuando se toca el mismo permanence en las piernas del músico.




 afa, con bordados dorados

VESTIDO TÍPICO PALESTINO
por Amineh Ishtay

 
Los vestidos típicos de las mujeres Palestinas son toda una obra de arte. El bordado que podemos apreciar en esos vestidos son unos diseños genuinos y de verdadero valor.
El punto de cruz es usado por las mujeres que utilizan material hecho a mano. En los primeros bordados predominaban las formas geométricas al igual que motivos de flores y árboles. Al pasar de los años se fueron incluyendo motivos nuevos como resultado de los eventos históricos.
El bordado Palestino es rico en color, textura y por su historia. Desde hace muchos años las niñas Palestinas aprendian a bordar (tatriz) a la edad de seis o siete años. Sus madres les ensenaban el punto de cruz creando al principio motivos simples y de su pueblo natal.
La mujer Palestina espresa en sus bordado el sentido de la identidad y el orgullo de sus ancestros.
Por ejemplo, el vestido tradicional de Gaza incluye el color negro y el purpura mientras que otros usan el rojo, el amarillo, el color oro...
La posición de la mujer casada se refleja en el estilo de bordar sus vestidos.El color rojo en un vestido de una mujer casada simboliza que esta en los años de progreación.
El bordado en azúl simboliza que la joven que lo esta usando esta en tiempos de casamiento.
En la mayoría de los vestidos la parte del pecho es bastante elaborada al igual que la parte de la espalda.
Actualmente se pueden conseguir bordas en chaquetas, cojines, almohadas, chalecos... Cada pueblo tiene su vestido representativo.





 
Artistas Palestinos
 
Dahna Abou Rahme: Artista palestina nacida en Ammán, vive y trabaja en Nueva York. Dahna Abou Rahme es artista  y activista. Ha trabajado en grabaciones de discos para varios documentales, y películas cortas, includia 500 Dunam en la Luna y Travelogue: el Paisaje Palestino. Estos trabajos incluyen:Desde Palestina a Brooklyn,  Agua,  Arena y Madera Abrasadora, y  Parpadeos Azules.  Actualmente trabaja en un documental acerca de  los derechos  de los Palestinos a regresar a sus casas.
Dareen Fawzi Abu Dakka: Artista Palestina nacida en Libia, vive y trabaja en Gaza..
Es una artista joven que lleva a sus pinturas el sentimiento de liberación de los Palestinos. Muchos de sus dibujos se componen de varias imágenes amontonadas una encima de otras. La Aldea es un retrato de sus padres como ella los imagina en su niñez. En su dibujo, sus padres contemplan el hogar que ellos abandonaron en  y 
 1948.
Mohammed Abu Sill : Artista Palestino nacido en el campamento de refugiados de Breij, vive y trabaja en Gaza.
Es un artista joven que distribuye su tiempo entre la pintura y el arte de dar lecciones a los niños. Abu Sill es prolífico y en muy pocos años ha producido varias series. Entre sus temas trata la vida diaria de los Palestinos el amor a su tierra, la separación y el éxilio. La serie presentada en esta exhibición, es una extracción de figuras y rostros en grupos que exploran la identidad sólo por el color y la imagen. En el trabajo más reciente, las fuertes imágenes expresivas del cactus llenan su lienzo, el cactus es un símbolo Palestino familiar. Abu Sill trabaja el cactus, que a veces es apasionado, rascivo, otras veces estóico y elástico, y según el sentimiento que le ánime, les pinta en verde claro, ocre, marrones y rojo.
Bassel Aklouk: Artista Palestino nacido en Siria, vive y trabaja en Gaza.
El trabaja de un modo surrealista, el surrealismo más especialmente histórico. A menudo en su trabajo reune objetos que pinta como ilusiones en escala en relación a otras partes del retrato. Por ejemplo, una gama de montañas al final dan la forma de labios pero mantiene la textura y la ubicación del terreno montañoso.

 

Zuhdie Al Adawi: Artista Palestino nacido en el campo de refugiados Nusairat en Gaza, vive y trabaja en Damasco.El empezó en el arte cuando aún era preso politico en  Askalan- la más infortuna prisión israelí. Sus primeras pinturas las realizó en pañuelos, que doblados fueron pasados  a  contrabando fuera de la prisión,  por sus parientes. El poderoso y tormentoso encarcelamiento emocional es lo que visiblemente se ve en sus primeros  trabajos, sus admiradores fueron los presos políticos próximos a él. Las imagines y escenas simbólicas de la resistencia Palestina tienen gran fuerza en las temáticas narrativas de la resistencia y la libertad.
Tamam Al Akhal: Artista Palestina nacida en Yafa, vive y trabaja en Ammán.
La masacre en el puerto de la Ciudad de Yafa era una realidad devastadora en la niñez de Tamman Al AlAkhal, y luego una fuerza que plasmó en sus trabajos. Su arte enfoca las tradiciones Palestinas, y la añoranza de liberación. De una forma visual, ella utiliza en su trabajo un método semejante al de los muralistas Mexicanos, donde escenas y símbolos se combinan para crear una narrativa. Al Akhal pinta al caballo árabe como representación de la liberación- el caballo es el símbolo de la lucha Palestina por la liberación.
 
Reem Bader: Artista Palestina nacida en Ramallah, vive y trabaja en Inglaterra.
Su trabajo es representante de la nueva generación de voces Palestinas. Ella experimenta con varios medios, notablemente animación y escultura. Los violentos y perturbadores acontecimientos, tal como la muerte del niño Mahoma El Durah y las declaraciones de George W. Bush sobre el “Eje del Mal” provocó reacciones de ira en Reem Bader. Ella expresa en su trabajo las injusticias en Palestina, y su arte es una terapia para ella. En su libro “ Pin Pillow” inscruptó con su mano 4,225 alfileres en unos dos días.
Tayseer barakat: Artista Palestino nacido en el campamento de refugiados de Jabaliya, actualmente vive y trabaja en Ramallah.Es uno de los artistas Palestinos más respetados. En su trabajo se plasma la vida social en los campos de refugiados de su tierra natal. Sus figuras son dramáticas y en tonos obscuros y con un contraste de luz. Barakat dice " nuestros ancestros utilizaban ritmos como la infraestructura de la historia. Frecuentemente, usaban líneas tras líneas de una narrativa pictorica. Las líneas horizontales forman una línea- tiempo en los eventos de la vida...El ritmo del arte es el ritmo de la vida.
Muhammad Al Amery: Artista Palestino nacido en una familia de Beisam, vive y trabaja en Ammán.
El es escritor, crítico y pintor. En Ammán dirige la Unión de Artistas, donde es muy activo y reconocido por la comunidad artística. Sus pinturas siempre aluden a cosas árabes y especialmente Palestinas. En su serie titulada “Imaginándose las Cosas”, Al Amery utiliza las imágenes típicas que se puede encontrara en las aldeas Palestinas. El inconscientemente nos invita a compartir su nostalgia por su patria, Palestina.
Mohammad Al Hawajli: Artista Palestino nacido en el campo de refugiados de Breij, en Gaza, vive y trabaja en Gaza.
Es uno de los más jóvenes y notables artistas Palestinos. Sus pinturas actuales son una fusión de texto en árabe y capas de colores. A veces, el texto es abstracto y en varias capas se entretejen entre sí, e intercala el color. El dijo una vez, “Mis tintas son la trenza negra que me conectan a la tierra, mis colores se inspiran del suelo, y mis cartas las lecciones de historia”. Al Hawajri ha estado experimentando recientemente con pintura en huesos animales, procurando acordarse de la historia arcaica, que como él dice, “el artista proviene del instinto primitivo humano”.
 
Muhammad Al Jaloos: Artista Palestino nacido en Ammán, vive y trabaja en Ammán.
Hay una ejecución fácil en las pinturas y colajes de Muhammad Al Jaloos. Uno puede presentir inmediatamente que este artista es prolífico y disfruta con la textura de su pintura. Sus pinturas son abstractas, varían en calidades y en su nivel de detalle. Las caras se presentan en filas y compartimientos, y provocan en el espectador varios estados de mentes, lo que toma el/ella es la voz política y social del amor. Desvestido forma parte de una serie de 25 pinturas inspiradas en los 25 poemas de Nathalie Handal. Actualmente es el presidente de la Asociación de Pintores Jordanos – Palestinos en Ammán-Jordania.
Abdul Rahman Al Mozayen: Artista Palestino nacido en Kubyba, vive y trabaja en Gaza.
En su trabajo tiene un estilo distinguible. Los temas predominantes son la herencia Palestina, la añoranza de liberación, y el hogar. La llave, la piedra, el caballo, y otros símbolos Palestinos contemporáneos están presentes en su trabajo, sin embargo, él siente que el objetivo debe ser hermoso, tranquilo, y nunca asustar a los niños. Sus dibujos recientes de la destrucción de Jenin se encuadran en el abrazo de Anat la diosa antigua de los cananeos palestinos.

Adnan Al Sharif
: Artista Palestino nacido en Palestina, vive y trabaja en Ammán. Su trabajo es surrealista, e incluye los símbolos Palestinos. El se niega a explicar sus símbolos o a titular la mayor parte de sus pinturas. En su opinión, si los símbolos no son percibidos en los mensajes visuales entonces no son pinturas. El trabajo más reciente utilizó los alrededores inmediatos como material visual. El colaje fotográfico de ensayos y fotos trata de mostrar al espectador específicamente los alrededores y sus calidades abstractas.
Nabil Anani: Artista Palestino nacido en Latrune, vive y trabaja en Ramallah.
En su arte se refleja la Intifada. El cubre temas de los artistas de Rabita (Unión de Artistas de Cisjordania y Gaza) discute la educación de los niños, la seguridad de la familia, las aldeas y su arte, el folklore, la realidad de los presos y las preguntas de identidad políticas. Sus trabajos en el cuero y la madera, son formas a menudo libres en el resumen. Sus composiciones en el papel son choques esporádicos de formas y texturas.

Rana Bishara:
Artista Palestina nacida en Tarsheha. Vive y trabaja en Palestina y en los Estados Unidos.En los elementos de la pintura de esta artista provienen del medio ambiente- árboles de aceituna, cactus, especias, henna- son unidas como material ordinario del arte de Bishara. también usa el aceite y la tinta. Su trabajo es una instalación del arte conceptual que tiene que ver con su identidad personal y política. Bishara trata temas dificiles como la guerra, la pobreza, los derechos demográficos y su infancia en Palestina. A traves de su trabajo expresa su ansia por la paz, el amor y la estabilidad.




Arte Palestino
 Por: Farha Nasra Licenciada en Artes.
Departamento de Cultura – Gassan Kanafani. Comité Democrático Palestino - Chile

El arte palestino a partir de 1948, tuvo un cambio radical, los hechos históricos que marcaron a su pueblo, fue reflejo inmediato en las distintas formas de expresión artística. La tradición cultural milenaria que existió en Palestina antes de 1948, hablaba de un arte inspirado en temas religiosos y cotidianos, con los distintos matices y tendencias que es propia de cada época.

No es el objetivo de este texto, ahondar en reflexiones sobre el arte, la historia palestina y menos, aspira a ser un estudio sobre dichos temas. Solo nos detendremos en analizar algunas ideas que ayuden a entender la esencia del arte Palestino desde 1948 hasta nuestros tiempos.

Sí fragmentamos el título: Arte – Palestino – 1948, apreciamos que cada termino en si conlleva una carga y un significado que aumenta al fundirse con los otros conceptos.


ARTE

Se dice que: “El arte no es otra cosa que el acto mediante el cual imita o expresa el hombre lo material o lo invisible”. Si bien, es la definición encontrada en un diccionario de la lengua Española y estudiada así en las aulas. Es muy probable que la mayoría de los estudiosos del tema estén en desacuerdo y ese no es el punto en discusión, por el contrario, podemos unirnos en asegurar que es insuficiente para explicar lo que el concepto en si engloba y aún más, cuando se refiere al arte palestino.

En una obra en cualquiera de sus formas de expresión, llámese pintura, literatura, música, etc. Siempre existirán tres elementos entrelazados e inseparables, autor, receptor y medio de expresión.

Al considerar, las partes del engranaje de la creación artística, podemos vislumbrar que:

a) Para el autor de la obra de arte, esta definición poco grafica el proceso tanto de reflexión –fondo-, como de elaboración – forma-. El “fondo” esta ligado al mensaje que el artista desea comunicar, porque, para que, el sentido de la creación misma-. Y la “forma” -la parte externa de una obra-, se refiere a todos los principios técnicos a considerar para su elaboración, la definición de métodos, técnicas y materiales a utilizar que conlleva a la culminación de la obra.

Es importante recalcar, cuando el proceso de creación va unido de la forma y el fondo, y además se produce un dialogo intangible entre dos almas, la del artista a través de su obra y el espectador o lector, estamos frente a una obra de arte.

La forma requiere de un oficio y madurez creativa. El fondo es un proceso doloroso que enfrenta al creador consigo mismo y con el mundo que lo rodea, llevándolo al límite de sus emociones y a un constante cuestionamiento.

En algunos creadores, prima la forma y encontramos obras perfectas en su esqueleto y ellos se conforman con entregar esto como resultado final. En cambio otros, priorizan el fondo, en ellos, encontramos un constante agitar de ideas entrelazadas de percepciones y sentimientos -muchas veces estos sentimientos luchan entre si, es una pugna entre lo que el autor puede y lo que debe trasmitir-. Esto tiene que ver en algunos casos, a las circunstancias que lo rodean o con la personalidad, o la sensibilidad al mundo que lo envuelve y que postura tiene frente a la sociedad en que vive, pasiva o activa. Al optar por una postura transgresora – activa- a las normas que reprimen las voluntades humanas se trasforma en”voz” -para los que no pueden o temen hablar- y en conciencia colectiva -para los que son indiferentes a su entorno-.Y es este último el capaz de retratar el alma humana -individual o colectiva- y expresar lo que agita la sensibilidad de las personas o pueblos.

b) Y tampoco, en el caso del receptor (el escucha en la música, lector en la literatura, espectador en la plástica, teatro, danza y cine), no describe el proceso de: reflexión, retroalimentación, crecimiento que se engendra en la esencia del ser, y nada menciona del dialogo que se produce entre dos seres sin otro interlocutor que la misma creación. Dos personas, que tal vez, viven igual experiencia -aunque estén a kilómetros de distancia- o que son capaces de sensibilizarse frente a los mismos hechos, y aún más, a valores universales, como verdad, justicia, igualdad, derechos humanos...

También cabe señalar, que la interpretación que se hace de la misma obra, no siempre es canalizada de igual forma en todas las personas, ya que estas dependen de sus propias experiencias, sentimientos y posturas frente a algunos acontecimientos sociales, políticos o situaciones vividas. Haciendo de ello, a cada ser único y por lo tanto la lectura entre líneas o la recepción interna de la obra es personal, a pesar que, lo planteado en la creación sea una experiencia colectiva.

c) Independiente del medio utilizado por el autor para comunicarse con el receptor – libros, pinturas, canto, etc.- Este no es otra cosa que un vehículo que anexa a dos seres produciendo un dialogo interno entre dos existencias, a pesar que cada forma de expresión - Ej.: escultura música, teatro-, apela a distintos sentidos o combinados entre si - visual, auditivo, táctil, etc - y busca desde allí su canal de enlace sensibilizador con el receptor, no podemos desconocer que a pesar que materialmente son distintos, cada una de las manifestaciones artísticas tiene su particular estética.
 

PALESTINO

Es imposible entender el arte Palestino de los últimos cincuenta y cinco años sin incursionar en la historia de su pueblo, si en el mundo existe una amalgama indisoluble entre gente y tierra indiscutiblemente es el pueblo palestino.

Al ir tras la esencia de el “ser” Palestino, podremos acercarnos a ello a través los estudios del catedrático de Lengua y Literatura árabes de la Universidad Autónoma de Madrid, decano de Filosofía y Letras y escritor Pedro Montávez Martínez en “Escritos sobre la literatura Palestina”:

“Cualquier hombre vive con su drama. Pero el palestino más, es lo único que tiene. Precisamente ese drama incomparable que viven estos hombres, ese drama radical, es lo que injustamente les conforma. Ningún palestino puede vivir sin una entrañable carga que le hunde y le sostiene al mismo tiempo, sin la bruñida espina que le raja y le cose el tejido del alma y el tejido del cuerpo. Se encuentra donde se encuentre: refugiado, huido, o morador en un sitio cualquiera del planeta ningún palestino puede vivir en su “palestinidad”. Y esa palestinidad supone, de una parte, miedo, dolor, errabundez, vergüenza. Pero por otra parte es un clamor lanzado a la cara del mundo, un “¿por qué?” desesperado y angustioso. El grito palestino tiene que llegar a resonar por todos los confines, ser como un gigantesco y elemental amplificador ante la conciencia de la humanidad, que habrá de reconocer a fin de cuentas en el injustificable hecho de una tierra expoliada –sin eufemismo ni metafísicas históricas, cómoda y tópicamente flaseados –el origen de todas las tragedias posteriores. Sí, el palestino lleva escondido, rumiando ese ¿por qué? desde que fue echado de su tierra, aunque sólo desde hace pocos años se haya atrevido abruptamente a plantearlo y a exigir respuesta. Pero hay toda una “vía dolorosa” reconcentrada desde el principio. Una vía dolorosa de hombres que no aciertan a comprender por qué a ellos precisamente les ocurrió; por qué para expiar culpas de otros; por qué para reparar los crímenes y las afrentas perpetrados y perpetuados contra unos hombres a los que ellos –precisamente- no habían dañado; por qué decidido todo por extraños o por falsos familiares. Por qué el mundo, en fin, demuestra diversas maneras de sensibilización ante injusticias similares, atendiendo sólo a la diferente naturaleza de las comunidades que las sufren. Y sobre esos porqués, al palestino, nadie ha podido darle aún una respuesta satisfactoria.
La obra del escritor Gassan Kanafani es una excelente muestra del proceso de ese porqué, de ese pasmo en tensión con el que el palestino vive, y nos mira, y nos denuncia, desde su éxodo.

- He crecido, y la tienda de campaña me ha hecho más rudo. Pero esto no me da certeza alguna. Mi única certeza es sentir la vergüenza pegada hasta los huesos”.


1948

Es el periodo que marco el inicio del desastre y destierro del pueblo palestino, llamado “Nakbe”. Fue el pasar a:” llamarse refugiados”, ser ciudadanos de segunda en el mundo. Comprobar que los intereses foráneos en la zona armaron a uno de los ejércitos más poderosos del mundo -Israel-Hasta el día de hoy el estado israelí intenta extirpar un pasado histórico de los palestinos en sus tierras.

Consecuentes a una política de exterminio implantada por el sionismo -para vaciar las tierras y traer colonos de religión judía de todas las latitudes del mundo a ocupar su lugar-, y no querer reconocer en el otro –palestinos- el derecho inalienable de tener su estado independiente, soberano, laico y democrático. Como resultado, de esta política de exterminio se suceden una tras otra, masacres, genocidios y además el desacato a todas y cada una de las resoluciones de la ONU, organizaciones internacionales, humanitarias y condenados a sufrir la violación sistemática de sus más básicos derechos Humanos.

En 1948 los palestinos debieron huir de sus casas, dejando la cafetera en el fuego, los cuadros colgados, la ropa tendida, corrieron asustados de ver destripar embarazadas, matar niños, viejos y a los habitantes del las ciudades, pueblos y aldeas vejados y humillados –Deir Yasin, Kufor Kassem, Quibya, Halhul, y esto persistió en el tiempo Sabra y Shatila, Nahalin, Jenin...- Avanzaron en caravanas en una mano afirmaban a los niños y con la otra se aferraban a la llave de sus casas que colgaban de sus cuellos. Desde las alambradas de los países vecinos vieron como personas de religión judía e ideología sionista ocuparon sus cosas y se quedaron con sus tierras y hogares. Hasta hoy los cinco millones de refugiados aprietan entre sus dedos las llaves de sus casas y los más viejos se la heredan a sus nietos con una sola esperanza. Mientras, los palestinos que permanecen dentro de los territorios ocupados por Israel, pavimentaran con su sangre el retorno de los refugiados palestinos y sus sueños libertarios.

¡Queridas gentes mías!...

Con las pestañas.
Alfombraré el camino de vuestra vuelta
con las pestañas.

Acunaré en mi seno vuestra herida.
Juntaré las espinas del camino
con los párpados.

Y con las palmas
trituraré el granito.
Con las palmas.

Y de mi carne,
levantaré el puente de vuestra vuelta.
En las dos orillas.

Tawiq Zayyad - Poeta Palestino


ARTE PALESTINO 1948 HASTA NUESTROS TIEMPOS

Si vamos en busca de la esencia del arte, lo probable es que cualesquiera que sea esta definición necesite de un esclarecimiento, y en particular cuando hablamos de arte palestino. Estamos seguros que las ideas desarrolladas aquí, sirvió para aclarar el proceso complejo de la creación y los factores externos que influyen en el.

Desde el Nakbe en 1948 y el descubrimiento del largo camino que les esperaba como pueblo palestino, en este “no resignarse” a la injusticia y anidar en sus corazones los sueños libertaros. Podemos ver que el pueblo paso claramente por distintas etapas, en un comienzo la sensación de derrota frente a un invasor poderoso – recordemos que los palestinos en ese tiempo en su mayoría campesinos, no tenían posibilidades de hacer una equitativa resistencia-, luego un periodo de resignación mezclados con sentimientos de rabia, injusticia e impotencia y la tercera germino la necesidad de organizarse para volver a renacer de la tragedia.

En ese deambular colectivo del pueblo palestino y como parte de ellos, los intelectuales en su calidad más evolutiva y de compromiso con su tierra madre y su pueblo, mostraron estas etapas. Ejemplo de ello emerge en el exilio el escritor Gassan Kanafani y su obra que retrata estos periodos “Hombres bajo el sol”, y de la misma forma en al interior de los territorios palestinos el escritor Emil Habibe. Grandes poetas como: Fadwa Tuqán, Mahmud Darwish, Samih Al-Qasim, Tawfiq Zayyad, Abdel - Wahhab Al-Bayati, Abu Salma, Ahmad Dahbur, Amal Dunqul, Amal Yarrah, Bland Al-Haydari, Fawzi Karim, Fuad Sulayman, Harum Hashem Rashid, Ibrahim Tuqan, Illyas Qonsul, Izrach Omar, Jaled Ash- Shawwaf, Jaled Muhyid- Din Al Baradii, Muhammad Al- Faytori, Muhammad Al- Habid Al Zannad, Muhammad Mahdi Al-Yawahiri, Sulayman Al-Isa, Salem Yubran. Grupos de teatros entre otros Balalin, al-Kaxkul y Al-Kasaba, cantantes y músicos uno de los más destacados Marcel Jalife. Pintores: Basel, Husni, Bullata, Hourani, Shawwa, Shammout, Tamam, Jawad, Mohammad Sel, Anani, Hilmi, Soumi, Issa, Halabi, Salame, Badran, Khoury, Mansour , Shoman, Bishara.

En el texto quedan claras las dificultades propias del proceso creativo y las dificultades en llevar a término una obra de arte. Al intelectual palestino, además de las dificultades propias de la creación, las condiciones en que debe ser producida y difundida su obra -el costo tanto psicológico, físico y material-. Recordemos que muchos palestinos y entre ellos los artistas, viven bajo la represión física e intelectual por parte del Estado de Israel o son parte de los millones refugiados o pertenecen a la diáspora del pueblo palestino que esperan volver a su tierras. Un claro ejemplo a lo que se exponen los intelectuales palestinos es el escritor Gassan Kanafani, uno de los destacados valores de la literatura árabe contemporánea en el exilio. El 8 de julio de 1972, a los 36 años de edad, fue asesinado en Beirut por servicios secretos israelíes, ya que, para el estado de Israel “su pluma era más eficaz que las armas”.

Todos los intelectuales palestinos tienen un denominador común, optaron por una postura trasgresora y crítica a las voluntades que reprimían al pueblo palestino, fueron capaces de retratar el sentimiento de su pueblo, transcribieron la memoria colectiva de su gente, sensibilizaron a la humanidad frente a los valores universales de: verdad, justicia, igualdad y derechos humanos, mostrando claramente a través de su obra el drama del pueblo palestino, quedando al desnudo su esperanza y sueños que debe bañar día a día con su sangre.

Ellos transformaron sus obras en la voz colectiva de este “rumiar la palestinidad” y los ¿por qué? Sin explicación. El grito del que habla Montavéz, al parecer aún rebota en oídos sordos porque los intereses que manejan el mundo distan de “humanidad”.

Sin lugar a dudas los intelectuales palestinos, son la materialización y voz del sentir de su pueblo con un drama compartido, sin importar en que latitud del planeta estén. Buscaron lo sublime del hombre, la condición de ser humano, ser unido de lo humano y lo expresaron en sus obras. Desde hace 53 años, son la esencia y sensibilidad de la humanidad al igual que muchos otros intelectuales en el mundo. Son la voz de los sin voz y un llamado a la conciencia de la humanidad.
Textos tomado de: 
http://www.jerusalemites.org/spanish/Copy%20of%20spanish/arte/4.htm
 
30038 visitantes /Webmasters: Dania Betzy Batista y Conrado Cuevas
SOLIDARIDAD DESDE PANAMÁ  
  Este portal busca divulgar las diversas actividades que se generan en nuestro país en relación a la solidaridad con el hermano y heroico pueblo de Palestina.  
Publicidad  
   
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=