PANAMÁ CON PALESTINA Y EL PUEBLO ÁRABE
 
PANAMÁ CON PALESTINA Y EL PUEBLO ÁRABE
PANAMÁ CON PALESTINA Y LOS PUEBLOS ÁRABES  
  BREVE HISTORIA DE PALESTINA
  ARTÍCULOS SOBRE PALESTINA
  ENTREVISTAS
  ARTÍCULOS SOBRE IRAK
  APADRINA FAMILIAS PALESTINAS
  ARTE Y CULTURA PALESTINA
  RESOLUCIONES DE LA ONU SOBRE EL CONFLICTO ÁRABE-ISRAELÍ
  NOTICIAS
  OPINIÓN
  DECLARACIONES
  GALERÍA DE FOTOS
  ENLACES
DECLARACIONES

EL PUEBLO PANAMEÑO REPUDIA LA AGRESION CONTRA GAZA

Y EL PUEBLO PALESTINO

Nuevamente el pueblo palestino es victimizado por la agresión de la entidad sionista israelí. Escudados detrás del falaz pretexto de castigar una supuesta participación palestina en la muerte de tres jóvenes israelíes, los dirigentes del Estado Sionista han iniciado un nuevo ciclo de las previamente planificadas represalias masivas contra el pueblo palestino. El fin último de estas acciones es lograr el vaciamiento total de la población árabe original de ese territorio y producir, mediante el terror, un éxodo total de los territorios poblados por palestinos para legitimar mediante ese vaciamiento poblacional la ocupación final de todo el territorio de Gaza y Cisjordania.

En lo inmediato se pretende destruir el nuevo proceso de unidad palestina logrado mediante el acuerdo de los dirigentes de Cisjordania y de la Franja de Gaza que -en aras de la viabilidad del proyecto de Estado Palestino- han depuesto sus diferencias en busca de la conformación de un frente común ante el ocupante Israelí. Hasta hace poco la excusa que ponía Israel para la reanudación de las negociaciones era que los palestinos estaban divididos y no sabían con quién hablar; ahora puesto contra la pared por la conformación de una unidad operacional y diplomática reacciona con furia golpeando salvajemente a una de las partes para destruir la unidad palestina. Para ello no reparan en el castigo de la población civil porque al final de cuentas el propósito es justamente producir la estampida de los civiles. Esto se conoce modernamente como limpieza étnica y es  una de las formas de genocidio claramente tipificadas.

 

Los pretextos acusando a los palestinos de terroristas rebotan y señalan directamente a los israelíes puesto que el terrorismo es una forma de violencia que persigue disuadir a un grupo social o nacional de sus reclamaciones por miedo a las represalias, y eso es justamente el objetivo de la política israelí. El terrorismo estatal como reacción frente a cualquier pretexto  es la cortina de humo que disimula la sistemática  política  de violación  de acuerdos de la comunidad internacional referentes a la agresión contra los palestinos. Desde que Palestina fue dividida por Naciones Unidas, en dos estados mediante la Resolución 181  de 1947, uno judío y otro palestino, las diferentes instancias y agencias de la ONU ha adoptado las siguientes resoluciones sobre este conflicto: Resolución 194;Resolución 303; Resolución 242;Resolución 2443; Resolución 338;;Resolución 3379; Resolución 446; Resolución 471; Resolución 726; Resolución 799; Resolución 904; Resolución 51/223; Resolución 10/6 ; Resolución 1397; Resolución 1402; Resolución 1435; 15 abril 2003 de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU; Resolución 10/12; Resolución 10/13; Resolución 1544; Resolución 10/15; Resolución 1860; del Consejo de Derechos Humanos el 16 octubre 2009; el 26 de febrero 2010; el 24 de marzo 2010; el 2 de junio 2010.  Ninguna de ellas ha sido aceptada ni cumplida por Israel lo cual le convierte en un estado transgresor del derecho internacional.

 

La comunidad internacional y el pueblo panameño responden frente a la escalada de barbarie sion-fascista con una repulsa general y un llamado a fortalecer la solidaridad con el pueblo palestino y la exigencia de que ponga fin a la agresión y se cumpla de una vez por todas con la Resoluciones de la ONU que establecen el derecho de ese pueblo a fundar su propio Estado e iniciar una vida de prosperidad, libertad e independencia. Los panameños hemos recibidos siempre el apoyo de los pueblos árabes en nuestras reivindicaciones de soberanía y recuperación del canal y estamos moralmente obligados a retribuirlas.

VIVA PALESTINA LIBRE
Dado en la ciudad de Panamá, a los 16 días del mes de julio de dos mil catorce






Declaración del Comité Central del Partido Comunista de la Argentina.

 

 

No a la guerra, el terrorismo de Estado y el imperialismo.
 
Los acontecimientos que se viven en el territorio palestino de la Franja de Gaza interpelan a la condición humana.  La existencia de individuos que, desde el mandato y el poder que les otorga una vil alianza con la principal potencia militar del mundo, se afanan por cometer tan horribles crímenes, agravia a la Humanidad toda.                                                                                                                      
 Se trata de un verdadero genocidio, tanto por sus formas bestiales, letales y sangrientas, como por su objetivo de exterminio de un pueblo entero: los palestinos.
 
Pero más grave aun, no lo hacen para salvaguardar el interés de los ciudadanos israelíes, que vivirían mejor en paz con sus hermanos árabes, sino por encargo de sus amos de los EEUU, que son en verdad quienes vienen diseñando las desgracias de los pueblos en pos de asegurar sus “intereses estratégicos”.  
 
La masacre de niños, mujeres, ancianos y hombres de Gaza es un nuevo capítulo, probablemente el más terrible, de un conflicto que se ha espoleado desde los centros imperialistas y cuya solución definitiva, necesariamente política y negociada, que salvaguarde los intereses de todas las partes, ha sido mil veces trabada por quienes hacen de la guerra un comercio de los que más ganancias permite acumular para desarrollar más y más poder.                           
 
Hoy las guerras no se hacen esencialmente para ganarlas rápidamente, como podría leerse en viejos libros militares, sino para que transcurran por
largos períodos y alimenten así a los complejos industrial-financieros que hacen de ellas su negocio. Así ocurre en Irak, Afganistán, ahora en Pakistán y en distintos puntos del África y, una vez más, en Palestina.                                                                 
Es, ni más ni menos, que la “guerra infinita” proclamada por George W. Bush. Para popularizar y justificar ese concepto tan atroz, tuvieron incluso que producir la voladura de las Torres Gemelas, cuyos autores intelectuales aun deben ser puestos a la luz de una justicia verdadera.                     
                                     
La crisis capitalista en su epicentro                                                                                                                              
El XXIVº Congreso del Partido Comunista de la Argentina señaló que la crisis que estalló en la banca hipotecaria de los EEUU era sólo la punta del iceberg de un desajuste integral del sistema capitalista que incluye los aspectos económicos, ecológicos, militares, y otros, como expresión de una crisis civilizatoria.                                                                                                                               
Allí también se resaltó que tales desbalances generarían toda clase de desastres, turbulencias y guerras, en el marco de un nuevo y más grande desorden internacional. Es en este contexto que hay que analizar la agresión en Gaza.                                                                  
Los agentes financieros del militarismo, que no quedaron bien parados en la puja por los salvatajes estatales a los bancos delincuenciales de EEUU y otras potencias, lanzan ahora su inescrupulosa estocada echando nafta donde aun ardían las brasas del viejo conflicto palestino-israelí.     
                                                                                                                                             
 
La resistencia palestina es legítima                                                                                                                       
 
En su diseño mediático, los genocidas presentan a las víctimas como victimarios. Israel, para los gobernantes de Tel Aviv, vive bajo la amenaza de grupos de terroristas árabes, cuando en realidad, los terroristas son ellos.
 
Pero son los palestinos quienes tienen sus territorios invadidos, son reprimidos y oprimidos por las tropas de ocupación, son discriminados, detenidos, encarcelados, torturados, asesinados y por sobre todo humillados como pueblo. Son privados del derecho de contar con un Estado soberano incumpliendo las expresas resoluciones de la ONU al respecto.
 
Para colmo, hoy, esa ONU carece de toda capacidad de proveer justicia, dadas las actuales correlaciones de fuerza y el carácter antidemocrático del Consejo de Seguridad, que admite miembros permanentes y el derecho de veto de un Estado sobre las resoluciones mayoritarias de los demás.                                                                                                                                                                  
 ¡Un pueblo sometido a tales atropellos y desgracias tiene derecho a rebelarse incluso con las armas para defender sus derechos y su dignidad!                                                                            
 
Saludamos la lucha de la resistencia palestina y nos solidarizamos plenamente con ella. No coincidimos con la aplicación de la nefasta teoría de los “dos demonios”.                                                                                                                               
 
San Martín, Bolívar y todos los Libertadores de América usaron las armas contra el yugo colonial e imperialista. Nadie puede negar la justicia del proceder de las resistencias en Europa a las hordas del nazismo.                                                                                                                                                        
 
¡La resistencia del pueblo palestino es legítima!
 
La organización Hamas es una fuerza política que ganó democráticamente la representación del pueblo palestino de la Franja de Gaza. Y hoy lidera junto a otras fuerzas nacionales la defensa de su territorio.
 
Al mismo tiempo, deben ser reconocidas las fuerzas que en Israel se movilizan contra sus gobernantes reclamando una paz justa e inmediata para ambos pueblos.
 
Valoramos la reciente reunión de Ramallah, en la margen occidental del Río Jordán, donde confluyeron el Frente Popular para la Liberación de Palestina, el Frente Democrático para la Liberación de Palestina y el Partido del Pueblo Palestino, organizaciones de izquierda y marxistas, con el Partido Comunista y la coalición Hadash de Israel de donde surgieron propuestas comunes. Ese encuentro es una demostración más de que desde una mirada popular, antimperialista e internacionalista, el conflicto puede resolverse. Saludamos la valiente actitud del Partido Comunista de Israel en permanenete movilización contra la presencia de las tropas israelíes en Gaza.
 
Es necesario pues condenar la injerencia imperialista yanqui y de otras potencias capitalistas en la vieja Palestina, causa principal del desarrollo prolongado y agravado del conflicto.
 
 
Es preciso actuar ahora
 
Reclamamos un rol activo de la comunidad internacional para poner fin inmediatamente a la masacre de Gaza. En tal sentido valoramos la propuesta del presidente Lula de Brasil de convocar urgentes reuniones de emergencia para terminar con la matanza indiscriminada de palestinos.
 
Reclamamos al gobierno argentino mayor enjundia en la demanda por el cese inmediato de la agresión israelí, por la inmediata salida de las tropas de Israel de la Franja de Gaza, por urgentes medidas para resolver la emergencia humanitaria y para poner fin al bloqueo y el envío de asistencia médica y alimentaria.                                                                                                                                       
 
El viaje de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner a Cuba y Venezuela es una ocasión que no debe ser desaprovechada para impulsar una política regional común con relación a este conflicto, junto a un proceso de independencia latinoamericana y caribeña frente a la crisis y ferocidad del imperialismo actual, buscando coincidencias acerca de sus alcances y alternativas.
 
Llamamos a todas las fuerzas populares argentinas a desarrollar iniciativas unilaterales y colectivas de solidaridad con el pueblo palestino.
 
Llamamos a la amplia colectividad árabe en nuestro país a unirse y actuar enérgicamente en respaldo a sus hermanos salvajemente agredidos, jugando un rol relevante en la unión de las fuerzas solidarias.
 
Llamamos a la amplia colectividad judía en la Argentina a poner por delante su cultura democrática y humanista y condenar a los gobernantes de Israel, exigiendo paz, con justicia, para ambos pueblos.
 
Llamamos puntualmente a la militancia del Partido Comunista a demostrar una vez más su sensibilidad solidaria e internacionalista poniendo todo de nosotros en esta lucha contra el genocidio, contra la guerra, contra el terrorismo de Estado, el sionismo y el imperialismo. 
 
“La solidaridad es la ternura de los pueblos” (Ernesto Ché Guevara )
 
Partido Comunista de la Argentina
Enero de 2009
30038 visitantes /Webmasters: Dania Betzy Batista y Conrado Cuevas
SOLIDARIDAD DESDE PANAMÁ  
  Este portal busca divulgar las diversas actividades que se generan en nuestro país en relación a la solidaridad con el hermano y heroico pueblo de Palestina.  
Publicidad  
   
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=